Noneko ha elegido para su oficina el corazón simbólico de la ciudad, el barrio de Malasaña. Considerado por muchos el SOHO madrileño, se ha convertido en el epicentro de la vanguardia en cuanto a tendencias creativas. Concretamente el espacio está ubicado en un loft de la calle Madera. Ya son varios los estudios de diseño y empresas especializadas en nuevos medios que han escogido esta calle para establecer sus oficinas y por tanto se está creando una red de colaboración cada vez más interesante que abarca muchas especialidades dentro de las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación.


El espacio de trabajo está situado en un local que se adapta a los cambios estacionales con distinta decoración en la puerta de entrada al local. El estudio se estructura en 100 metros cuadrados completamente diáfanos, mesas de ping pong convertidas en grandes mesas de trabajo, sala de reuniones, biblioteca, zona chillout, barra de desayunos, sala de servidores y una pequeña área para exposiciones fotográficas.
En Noneko se respira un ambiente creativo en cada rincón del estudio. Los trabajos se exponen en grandes paneles de papel ubicados detrás de los puestos de trabajo. Las últimas tendencias musicales se escuchan en un equipo de alta gama durante la jornada de trabajo. La biblioteca especializada en diseño gráfico y arquitectura de información se mantiene actualizada con las últimas publicaciones que aparecen en el sector. Una de las principales características del espacio es que esté en continua evolución y se adapte a las personas que lo utilizan.